Resumen y conclusiones del Congreso:

Durante los días 22, 23 y 24 de octubre en el CaixaForum de Madrid, se celebró el I Congreso Internacional sobre “El Bienestar de la Infancia y sus derechos. La protección infantil a debate”. Fue un evento especial para Educo, pero también para todas las personas participantes -ponentes, presentadores y asistentes en general- y, en particular para el grupo de adolescentes, de Cibercorresponsables, que asistieron al evento para observar, escuchar y darnos su opinión sobre las temáticas que les afectan, porque en realidad, ellos y ellas eran los protagonistas de este congreso.

El Congreso ha puesto en relieve temas en relación con los derechos y el bienestar de la infancia desde perspectivas diferentes (sociedad civil, administración pública, mundo académico…), pero en todas ellas había un denominador común: que la pobreza no es solo una cuestión de carencia material. Una cuestión muy obvia, cuando consideramos, por ejemplo, a niños y niñas que no viven bajo el umbral de la pobreza, pero para quienes las oportunidades se ven limitadas debido a factores como la violencia doméstica o la discriminación de género.

Se puso de manifiesto la necesidad de que los actores sociales y agentes públicos abordemos el bienestar infantil y el disfrute de derechos con una visión en 3 dimensiones que va más allá de los recursos económicos (bienestar material), que incluye lo que dicen y piensan los niños y niñas sobre su satisfacción vital (bienestar subjetivo) y sobre sus relaciones sociales (bienestar relacional). Solo de esta manera podremos conseguir entornos felices y seguros donde puedan desarrollarse y tener una vida digna.

  • Fotógrafo : Luis Paul Gallut / Educo
  • Cámara: Carlos Sáez Rodríguez / Educo

Para contar con su participación y conocer su opinión, es necesario fomentar y promover en los diferentes entornos de su vida una educación abierta, inclusiva y protectora, que sea herramienta de cambio y, sobre todo, que les permita desarrollar todo su potencial, poniendo el acento en la infancia como grupo social, como ciudadanos y ciudadanas de pleno derecho. Un discurso que da centralidad a la participación de la infancia en la construcción de ciudades, espacios y proyectos, desmontando el adultocentrismo que se ha instalado en nuestra sociedad.

Además, se puso de relieve la necesidad de reforzar el conocimiento, apropiación y aprendizaje de niños y niñas de la Convención de los Derechos del Niño aprobada en 1989 por Naciones Unidas, para conseguir que su aplicación sea efectiva y que su consecución sea el motor de su bienestar.

En definitiva, durante tres jornadas, compartimos y debatimos sobre las 3 dimensiones del bienestar infantil, analizamos el papel de la educación y sus retos para el S.XXI y destacamos, que, sin la participación de los propios niños y niñas, es imposible conocer sus inquietudes, dificultades y porque no, sus sueños.

Como organización que trabaja con y para la infancia deseamos que este congreso haya contribuido a promover, mejorar y enriquecer un dialogo sobre el bienestar de la infancia y el cumplimiento de sus derechos. ¡Os animamos a ver las presentaciones de las ponencias y a seguir trabajando para que los niños y niñas consigan su máximo bienestar!