Los expertos participantes en el I Congreso Internacional Educo “El Bienestar de la infancia y sus derechos” han puesto de manifiesto la necesidad de que los actores sociales y los agentes públicos aborden el bienestar infantil con una visión que vaya más allá de lo estrictamente material (es decir, la escasez o no de recursos) y que tenga en cuenta lo que dicen y piensan los niños y niñas sobre su satisfacción vital y sus relaciones sociales. Solo así podemos valorar el grado de impacto de nuestra labor de una forma más humana, integral y próxima a la realidad.

En las conclusiones del congreso, celebrado en Madrid del 22 al 24 de octubre con la participación de más de 350 asistentes, se pone de relieve que en este nuevo enfoque “es clave contar siempre con la participación activa de los niños y niñas para ayudarnos a superar nuestros propios prejuicios de adulto y ser capaces de trabajar junto a ellas y ellos de igual a igual. Quien mejor conoce su nivel de bienestar y quien mejor nos puede hablar de ello son los propios niños y niñas”.

También se pone de relieve el importante papel que tiene la educación para que la infancia pueda desarrollar “todo su potencial como ciudadanía titular de derechos”. En este sentido, se reclama una educación “abierta, inclusiva, protectora y construida en base a las propias experiencias aportadas por los niños y las niñas”.

Las diferentes ponencias del congreso han puesto de relieve también la necesidad de reforzar “el conocimiento, apropiación y aprendizaje” de la Convención Internacional de los Derechos del Niño, aprobada en 1989 por Naciones Unidas.

Tres días de debates y ponencias

Durante tres jornadas, el congreso de Educo ha puesto de relieve una nueva perspectiva de entender el bienestar infantil, lo que denominamos“Bienestar 3D” es decir, analizar el bienestar material –los recursos que tienen niños y niñas–, el relacional –aquello que pueden hacer con los medios de que disponen– y el subjetivo –lo que dicen y piensan sobre su propia satisfacción vital–.

El encuentro ha contado con expertos naciones e internacionales como Francesco Tonucci, Jorge Cardona, Laura Camfield, Sarah White, Alberto Minujin, Ferran Casas y Pepa Horno, entre otros, que han aportado sus visiones y trabajos sobre aspectos vinculados a los derechos de la infancia, especialmente los de protección, participación y educación. Asimismo, en el congreso se han presentado buenas prácticas en este ámbito, entre las que destacan las que en Educo realizamos en Benín para apoyar a niños y jóvenes no escolarizados, en Bolivia para prevenir la violencia infantil y en Filipinas para promover espacios de participación de niños y niñas en los municipios.

El programa se ha completado con una mesa redonda sobre el modelo de educación en España y con la participación activa de adolescentes a través del programa cibercorresponsales, de la Plataforma de Infancia de España.

Puedes seguir el debate sobre el congreso en las redes sociales con el hashtag #CongresoEduco.